top of page

Last Christmas

La temporada navideña nos trae una nueva película de Paul Feig, que tiene mucho mensaje y va más allá de la comedia romántica tradicional.

 


Quizá la etiqueta de “comercial” hace que no estemos dándole un buen lugar a Paul Feig. El director proveniente de Michigan inició su carrera con el drama llamado I am David en el 2003, pero fue hasta el 2011 que con Bridesmaids, de la mano de Kristen Wiig (The secret life of Walter Mitty, Where'd You Go Bernadette) como guionista y protagonista y teniendo a Judd Apatow (The 40-year-old-virgn, Get him to the Greek) como productor, tuvo un éxito arrasador. La comedia que nos contaba las vicisitudes de 6 mujeres por demás diferentes y su comportamiento antes de una boda fue una agradable sorpresa para un público que de ahí en adelante recibió divertidos filmes por parte de este Feig (que tenía en Melissa McCarthy a su amuleto). De ahí brincó a la tan mencionada Gosthbusters (2016), que, como sabemos, generó muchos comentarios negativos por parte de fanáticos de la saga original, pero que fue relevante y significativa por su cast de talentosas comediantes y su provocativa propuesta. Un par de años después regresó a las pantallas adaptando la novela de Darcey Bell llamada A simple favor, a la cual decidió darle un twist al convertir el thriller que originalmente era en una comedia negra. Y es que él lo ha dicho, no le gustan los finales deprimentes ni desalentadores, prefiere aquellos en los que la esperanza o las pequeñas victorias prevalecen.