top of page

Thunder Road

Jim Cummings nos presenta un filme escrito, dirigido y actuado por él, que nos cuenta encantadora la historia que comienza con un policía que decide hacer un baile en el lugar menos esperado.

 


Cuando se trata de lidiar con un duelo no hay un plan a seguir: El llanto, la calma, los abrazos, los altares, los gritos... Todo está permitido, es la individualidad de los sentimientos. Sin embargo, ¿qué nos parecería que a mitad de un funeral, frente al féretro, el hijo de la persona difunta se pusiera a bailar?


Thunder Road: Juntos en la tormenta es la historia de Jim Arnaud, un policía que es buena persona, pero sufre problemas de dislexia, depresión, y al que le faltan filtros cuando interactúa con la sociedad. Tiene una relación complicada con su hija Crystal (Kendall Farr) y su ex esposa Rosalind (Jocelyn DeBoer), y en sus labores tiene como compañero a su mejor amigo, Nate (Nican Robinson). La película comienza justo en el funeral de su madre, quien tenía un estudio de ballet, por lo que Jim decide hacer un baile en homenaje a ella con la canción de Bruce Springsteen “Thunder road”. Después de escenificar dicho baile, se desarrollan en la vida de Jim varios sucesos que lo llevan al límite de sus emociones, unas agradables y otras agobiantes, en las que a través de la empatía nos deja acompañarlo, navegando entre incomodidad, risas, pena ajena y unas cuantas lágrimas.